AMENAZAN A EMPLEADOS MUNICIPALES CON DESPEDIRLOS SI NO ACUDEN A MÍTIN DEL BRIBÓN IXTLÁHUAC

Bajo la amenaza de despedirlos, empleados del gobierno municipal de Zitácuaro fueron obligados a ir al arranque de campaña del apestado político, bribón y macho golpeador ANTONIO IXTLÁHUAC, a quien su familia por vergüenza le ha negado permiso de usar el apellido «ORIHUELA», candidato a la presidencia de Zitácuaro por la alianza PAN-PRI-PRD.

La orden fue dada por el narcogobernador SILVANO AUREOLES CONEJO, alias SILVÁNDALO, EL CARNE DE VACA o LA CONEJA, y el narcocandidato bisexual narcisista, proxeneta, perdedor, malvibroso malacopa y miserable divo CARLOS HERRERA TELLO, a quien las redes apodan EL GARCÍA LUNA DE MICHOACÁN.

Los empleados municipales, sindicalizados y de confianza, recularon ante la amenaza y acudieron al mítin a pesar de que el evento se realizó el lunes, día laborable, y en horario de trabajo.

Algunos burócratas, quienes pidieron guardar el anonimato por temor a represalias, dieron a conocer lo anterior y lamentaron que se tenga siempre la amenaza de ser despedidos de su empleo si no se prestan a la extorsión del CARNE DE VACA y del GARCÍA LUNA DE MICHOACÁN.

La “invitación” a acudir al evento del apostado político, bribón y macho golpeador no se les dio por escrito, sino verbalmente, en corto, en cada una de las oficinas y dependencias municipales. Para esto, tuvieron que dejar sus sitios de trabajo.

Inclusive, la incertidumbre es si les descontarán el día o se los pagarán si demuestran que sí estuvieron en el mitin del político que en sus discursos habla de democracia, de honestidad y de cambio.

Lo peor es que se trata de un caso de desvío de recursos públicos, provenientes de los salarios de los trabajadores. Todo para aparentar que Antonio Ixtláhuac tiene “fuerza”, “arrastre”, aunque sea con auditorio forzado a acudir.

No es el único caso. Ciudadanos de otros municipios han revelado el mismo esquema de coerción que los ha obligado a ir a los mítines de los demás candidatos de la alianza PN-PRI-PRD.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *