BRIBÓN IXTLÁHUAC ROBÓ TERRENOS QUE LUEGO VENDIÓ A AURRERÁ CUANDO ERA PRESIDENTE MUNICIPAL

El apestado político, bribón, sobrino bastardo y malparido macho golpeador ANTONIO IXTLÁHUAC, a quien su familia por vergüenza le ha negado permiso de usar el apellido «ORIHUELA», despojó a vecinos pobres de sus terrenos para venderlos a Aurrerá cuando era presidente municipal de Zitácuaro.

De acuerdo a las pruebas que recientemente han circulado en redes sociales, el malparido bastardo de los ORIHUELA falsificó documentos para vender dichos terrenos a la cadena de bodegas que construyó una de sus sucursales frente a la central de autobuses de dicho municipio.

El muy bribón ahora se ha vuelto a postular como candidato del PAN-PRI-PRD en representación de los intereses del narcosecretario bisexual, narcisista, proxeneta, bocón perdedor, malvibroso malacopa y miserable divo CARLOS HERRERA TELLO, y el narcogobernador y vicioso SILVANO AUREOLES CONEJO, alias SILVÁNDALO, CARNE DE VACA y/o LA CONEJA.

‘TOÑO’ IXTLÁHUAC despojó a vecinos pobres de sus propiedades y los desterró del espacio a donde hoy está LA AURRERÁ, lo hizo mediante documentos apócrifos que le permitieron robarse el dinero que la cadena de bodegas pagó supuestamente al municipio; la cantidad exacta por la que pagaron jamás quedó documentada en el registro público.

Esta y otras denuncias han comenzado a develarse conforme usuarios de redes sociales han señalado la grotesca corrupción en la administración del hoy apestado político; despojo de terrenos, desvío de recursos y la eliminación de deudas para su familia, los cacIques ORIHUELA, son algunas de las tropelías que cometió antes de que fuera arrestado en el 2009 por sus nexos con el narcotráfico en el operativo federal denominado «michoacanazo».

El candidato a la presidencia municipal de Zitácuaro del llamado ‘Equipo por Michoacán’ mezcla lo peor de los tres partidos que saquearon a México durante décadas; por si fuera poco, fue denunciado penalmente por su ex esposa por abuso físico y sexual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *