CON AMENAZAS, COMPRA DE VOTOS E INTENTO DE FRAUDE TRANSCURRIÓ LA JORNADA ELECTORAL EN MICHOACÁN

Los resultados de estas elecciones intermedias inéditas –las más grandes de la historia del país– decidirán el rumbo de la segunda mitad del mandato del presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR; pero en Michoacán, también se definirá el fin o la permanencia del régimen de terror y corrupción encabezado por el narcogobernador y vicioso SILVANO AUREOLES CONEJO, alias SILVÁNDALO, LA CONEJA y/o CARNE DE VACA.

SILVÁNDALO emitió su voto en Zitácuaro poco después del mediodía y llamó a la ciudadanía a participar de forma tranquila en los comicios. Lo mismo hicieron CRISTOBAL ARIAS, aspirante a la gubernatura de Fuerza por México y el muy probable ganador ALFREDO RAMÍREZ BEDOLLA, candidato por Morena, quien acudió a la Secundaria Técnica 114, en Atapaneo.

El presidente nacional de Acción Nacional, MARKO CORTÉS MENDOZA, lo hizo en el Tecnológico de Monterrey, campus Morelia. Luego lanzó un último llamado al presidente LÓPEZ OBRADOR para que, por lo menos hoy, “saque las manos del proceso, que deje que la gente de manera libre decida y participe».

Las autoridades electorales reportan que en Santa Ana Maya en las casillas B y C, sección 1791, algunas personas sacaron fotografías y copias simples de los listados nominales, mientras que en una casilla de La Huacana se suspendió la votación.

Según los informes, presuntos delincuentes privaron de la libertad a un ciudadano y lo obligaron a marcar las boletas antes de la instalación de la casilla y luego lo liberaron.

A las 11:19 horas, el presidente del Consejo Distrital Federa 1, informó que recibió el reporte según el cual en las casillas 2668 Básica de Tierra Verde y 579 Básica de El Lindero, de La Huacana, supuestos integrantes de la delincuencia organizada estaban obligando a los ciudadanos a votar masivamente.

Y en los accesos de la comunidad de Turícuaro se colocaron barricadas; en Jiquilpan no se incluyó la fotografía del candidato de Morena en la boleta electoral, y en más de 23 comunidades indígenas no se instalaron casillas, según informó PAVEL ULIANOV GUZMÁN, del Consejo Supremo Indígena.

Dijo que la autoridad electoral respetó esa decisión y consideró que era “un derecho colectivo y una expresión concreta a la libre autodeterminación política”.

En Nahuatzen, donde sí se instalaron casillas, los pobladores que sí desean elecciones, las resguardaron, pero el Consejo Superior de Nahuatzen pidió no votar en las redes sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *